Parque Nacional la Macarena

Parque Nacional la Macarena

Por: Cristy Jimenez

Parque Nacional la Macarena

Viernes, 12 de Agosto de 2016


El Parque Nacional Natural está ubicado a algo más de una hora de Bogotá, cuenta con atractivos que permiten una larga permanencia de los turistas en el lugar.

Llegar a la Sierra de la Macarena es encontrarse con un mundo lleno de colores vibrantes en el ambiente. Es el sitio donde Los Andes, la selva y la llanura del Orinoco se unen en Colombia. 

El Parque Nacional Natural Sierra de la Macarena cuenta además de Caño Cristales, con muchos otros atractivos que lo hacen un destino de clase mundial. Para llegar allí hay tres posibilidades, desde Bogotá o Villavicencio, vía aérea, un vuelo de algo más de una hora o por vía terrestre desde San Vicente del Caguán, o vía fluvial, desde San José del Guaviare.

Tiene sus orígenes como reserva biológica en 1948 e incluye el levantamiento geológico más extenso hacia el occidente del Escudo Guayanés, con una extensión promedio de 130 kilómetros de largo por 30 de ancho denominado “Sierra de La Macarena”. 

Se trata de un área extraordinaria por sus condiciones de serranía aislada, lo que sugiere la presencia de especies únicas y un importante índice de diversidad en flora y fauna.  Se pueden observar también muestras arqueológicas sobre los ríos Duda y Guayabero, en donde se encuentran petroglifos y pictogramas de culturas indígenas que habitaron la zona.

Esta área protegida que cuenta con ecosistemas de selvas húmedas, bosques inundables, matorrales y vegetación herbácea de sábana amazónica fue creada mediante el Decreto 1989 de 1989 y tiene una superficie de 605.793 hectáreas distribuida en cinco municipios del sur del Meta.


¿Qué hacer?

Lo primero, es tomar la asesoría de un operador turístico para evitar problemas logísticos y viajar al municipio de La Macarena. Ya en el lugar, establecer con los guías y acompañantes el camino a 
seguir.

Para la visita al Parque se organizan grupos de máximo diez personas con el fin de brindar comodidad y exclusividad en los recorridos. El parque tiene una capacidad máxima de 550 personas, por lo que el viajero debe informarse sobre la posibilidad de cupo para la visita.

En un viaje de 4 días, el costo por viajero oscila entre 1,2 y 1,5 millones de pesos, incluidos los transportes y el alojamiento. 

Faber Ramos, Profesional de Ordenamiento Ecoturístico, nos recomienda  algunos planes para disfrutar de la Sierra. Caño Cristales considerado el río de los 5 colores (un destino de clase mundial) y los sender
os en medio de la selva, con su inigualable fauna y flora. 

El primero se puede ver entre mayo y noviembre, en temporada de lluvias, y se debe al color de las algas del lecho del río, que se mecen al vaivén del agua. Entre diciembre y abril la vista es distinta, pues el régimen de lluvias es más bajo, pero se pueden ver otros atractivos de la zona como las rocas y piedras que forman este intrincado lugar que le dan una belleza única.

Existen cuatro senderos. 

La laguna El Silencio, donde se pueden apreciar babillas y otras especies, muchas de ellas propias del lugar.

El bosque de la Marimba, toma su nombre por unos monos que se encuentran en el lugar, allí también está Caño Piedras donde se pueden apreciar plantas acuáticas rojas.

El raudal de Angostura, formado por el río Guayabero, el que se incrusta en un afloramiento rocoso y pasa de unos 400 metros de ancho a solo 40 metros. En este lugar se encuentran petroglifos dejados por los indígenas que habitaron la zona.

Ciudad de Piedra, una aglomeración de rocas que cuentan la historia geológica de este espacio de la geografía nacional.

Según Ramos: “el ingreso al parque es gratuito. Por la diversidad de planes y el potencial que ofrece el lugar, las visitas al parque se pueden extender de 15 a 20 días. También hay planes cortos por puentes festivos o hasta 5 días”. 

Acción social

Dentro de los propósitos que se tienen en la zona es involucrar a la comunidad del municipio de La Macarena (Meta) en las actividades  turísticas. Para ello, se trabaja en un Plan Estratégico parta brindar a la gente de la región la capacitación para que entiendan que el turismo es una actividad rentable que produce desarrollo no solo económico sino social. Para ello, se han realizado jornadas de capacitación en la que los habitantes de la zona fueron llevados al parque, se les mostraron los atractivos turísticos, se les explicó su aprovechamiento y se les instruyo sobre los beneficios sociales y económicos que tiene.

En 2015 fueron 500 personas las que se capacitaron y se involucraron en este asunto. Para los jóvenes de La Macarena se realizaron campañas de sensibilización para el uso correcto de los atractivos turísticos del Parque Nacional Natural. Ellos estudian en el colegio del municipio y a través de un convenio con el Sena se busca prepararlos en actividades que tienen que ver con el turismo: bilingüismo, servicio al cliente, etc. “El turismo es una herramienta de paz real”, concluyó Torres.
    
Gastronomía  

Después de la excursión no olvide degustar una de las muestras de la gastronomía llanera, una carne típica (mamona), mientras disfruta del sonar de las maracas, el arpa y la voz del cantante. 


 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

There are no comments

Post a comment